miércoles, 18 de septiembre de 2013

Tutorial: cómo envejecer una imagen impresa en folio

Varias personas me han preguntado, en relación con el mosaico sobre tablitas de madera que estoy haciendo para decorar la pared, cómo se envejece el papel.
Os pongo el paso a paso (perdón si las fotos no son maravillosas, espero que se aprecie el proceso). Una de las tablitas del mosaico vale como ejemplo. Esto mismo se puede hacer para decorar una bandeja o una caja, solo teneis que cambiar el tamaño de la imagen a vuestro gusto.

1. La tablita está pintada con pintura acrilica de bruguer, color blanco carrara, y lijada.

 2. Imprimimos en un folio normal, con impresora casera, una imagen que os guste de internet. Recortamos el papel más o menos a medida. He quitado un par de trozos de arriba porque me quedaban los soldaditos a medias, y he preferido quitarlos.


3. Se pega con cola blanca o alkil diluido. Para que no queden arrugas, pongo encima un plástico (el de las carpetas, por ejemplo, o un acetato), y froto por encima del plástico con un trapo, así la imagen queda protegida pero se pega bien. Es lo mismo que el decoupage con servilletas. Corto los bordes a medida con una lija fina, lijando hacia abajo, para que quede el papel ajustado al borde.


Esta es la goma laca, que yo compro en escamas porque se conserva mejor (es seca) que la que venden diluida. Se diluye en alcohol. Para esto, se echan las escamas (con un par de cucharadas de café es suficiente), y un dedo de alcohol aproximadamente (en un frasco pequeño, como los de yogur). Hay que dejarlo diluir un par de días antes de aplicarlo, no se deshace agitándolo.
Es un barniz natural que se ha usado tradicionalmente como acabado de los muebles antiguos, barnizados a muñequilla artesanalmente. Para los muebles queda precioso, con un brillo satinado muy delicado. Pero no es resistente, se quedan los cercos de los vasos, por ejemplo, es para muebles decorativos, de poco trote. También puede aplicarse con pincel, pero como seca rápido, hay que hacerlo deprisa y por sectores para evitar que queden marcas. En los muebles se dan varias capas.

4.  Como veis, la goma-laca tiene un color amarillo. Aplicado sobre el papel, da un color que se parece mucho al papel envejecido de manera natural.

 Así queda la imagen tras aplicar una primera mano, con pincel. Seca rápido.

5. Para darle un toque más "naturalista", y más viejo, he lijado los bordes, que no quede uniforme, sino que parezca rasgado. Con el color de la madera, que también está barnizada con goma laca, se difumina.


6.  Para conseguir un efecto manchado, como ocurre con el papel viejo que le salen hongos y manchas de humedad, he aplicado café diluido, que sirve de tinte natural (también para telas). He dado un poco con pincel por los laterales. En el centro y abajo, he salpicado el pincel. Cuando se seca no se ve tanto.



7. Una vez todo bien seco,  he dado betún de judea diluido en cera, también aplicado con pincel pero a manchas (luego las he difuminado con los dedos). Se puede dar más o menos uniforme, y más o menos oscuro, según os guste.  Si quereis un efecto más clarito, no es necesario que sigais todos los pasos, con las dos manos de la goma laca es suficiente.

 En los laterales de la tabla, también he dado betún de judea a manchurrones, para que quede más uniforme todo el acabado.


Si os quedan dudas, porque no sé si me he explicado bien, podeis consultarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te gustará

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...