sábado, 6 de julio de 2013

Transformación de una mesita de noche. Antes y después.

Casi todos tenemos una mesita de noche de este tipo, de nuestros abuelos.



Le he cambiado la madera de la parte trasera porque tenía carcoma (un tablero de okumen). La mesita no es una pieza buena, ni realmente antigua, ni de estilo determinado, pero puede quedar mona y está bien reaprovecharla.
Primer paso: desmontar puertas, bisagras, tiradores y quitar la cornisa. Luego aplico decapante, dos veces, el barniz era de poliuretano. Después, lavado con agua y lejía para quitar ese tinte rojizo que no me gusta nada.

Después:




He usado una pintura a la caseína de color verde-gris de Lyberon, se diluye en agua, seca muy rápido, queda con acabado mate, y cubre muy bien. La parte superior y la moldura inferior, las he pintado en pintura acrílica color blanco Carrara, de Bruguer. Como acabado, cera de anticuario Lekeone (con trementina), incolora. Así la pintura queda más protegida.
Los tiradores no me entusiasman, pero los he respetado porque me gusta dejar las piezas lo más parecidas posible al original. ¿Qué os parece el cambio?



También te gustará

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...